Historia

Liceo Nuestra Señora de Guadalupe

Historia del Liceo

El 14 de marzo de 1988 se abren los cursos del Liceo “Nuestra Señora de Guadalupe” dirigido por los Hermanos de La Sagrada familia de Belley. El edificio está ubicado en la calle José Batlle y Ordóñez 647, esquina Tolentino González, en la ciudad de Canelones.

El primer Director fue el Hno. Néstor Achigar, que en el libro de la fundación nos relata que: “el alma mater´ de la creación de este liceo fue el Sr. Obispo de la Diócesis de Canelones, Mons. Orestes Santiago Nuti, que reiteradamente pidió la colaboración de los Hnos. para fundar este centro de educación católica.” Además nos dice que: “La fundación en Canelones es expresión de comunión y obediencia a los superiores de la Congregación. Es también expresión de fe en la acción del espíritu que nos eleva por caminos siempre nuevos y nos impulsa a crecer y a superar los cálculos personales (falta de personal, dificultades materiales...). Es – en parte- reafirmar nuestro servicio a la Iglesia en la pastoral educativa, como lo cumpliera el Hno. Gabriel Taborin, en los albores de la Congregación, en íntima comunión con la parroquia, su clero y los agentes pastorales, que tiene como gesto significativo, en esta instancia, la utilización de los edificios y muebles cuya propiedad no es de la congregación sino de la Iglesia local.

La nueva fundación quiere ser también un homenaje y una expresión de filial devoción a María de parte de todos los Hermanos de la Provincia San José, en un año mariano y también de la segunda visita del Papa Juan Pablo II a nuestro país.

El liceo lleva el nombre de “Nuestra Señora de Guadalupe”, la patrona de América que se aparece al indio Juan Diego, en el cerro de Tepeyac (México) en 1531, dejándole un mensaje de confianza: “Hijo mío, por qué te afliges, acaso no soy tu madre”. Ella es también patrona de Canelones que desde el 10 de junio de 1782 y hasta el 23 de marzo de 1916, llevara el nombre de “Villa de Nuestra Señora de Guadalupe”. La Diócesis y la parroquia, así como el Liceo están puestos bajo su protección”.

A partir del año 1998 se comienzan a incorporar laicos en los cargos directivos debido a la falta vocaciones de Hermanos. El Director desde el año 1999 hasta el 2000 fue el Hermano Rogelio Dewaele. Estos fueron momentos de intensa labor, pero siempre animados y con entusiasmo, dejando que la acción del Espíritu nos condujera.

A mitad del año 2000, debido a la licencia médica del Hno. Rogelio, asumió como Directora interina, la Profesora Mercedes Patrón, continuando en la secretaría liceal Adriana Mascheroni y Álvaro Gómez como Administrador.

El Hno. Eduardo, en diferentes oportunidades, había hablado de la gestión cooperativa, como propuesta para el Liceo Guadalupe, pero si bien fue tratado muchas veces, el tema se archivó. También el Hno. Edgardo Bruzzone, provincial en aquel momento, siempre nos impulsó al cambio.

A año siguiente (2001) fue nombrado como administrador, el Sr. Wilson Celintano, ante la renuncia de Álvaro Gómez, la Prof. Mercedes Patrón como Directora y continuó en su rol de Secretaria, la Sra. Adriana Mascheroni, este equipo comenzó el reordenamiento de la administración con la concreción de nuevos convenios, iniciándose así el proceso de estabilización del liceo.

Ya sin la presencia de la Comunidad de Hermanos en Canelones y con un Equipo de Dirección laico, empezó la difícil etapa de llevar adelante al Liceo Guadalupe; pero la obra siguió en pie y continuó creciendo. Acompañaron este momento los Hermanos Edgardo Bruzzone, Eduardo Semproni y Javier González en diferentes años; cada uno de ellos fue muy importante en este proceso de cambio. En diferentes instancias, se retomó el tema de la transformación institucional en cooperativa, sin premura y cuándo fuera oportuno hacerlo. Lo importante era llegar a esta nueva forma de gestión, que no iba a cambiar sustancialmente el funcionamiento institucional ni la adhesión al carisma taboriniano.

La falta de nuevas vocaciones de Hermanos hacía casi imposible la presencia de éstos en todas las obras. Por eso, el IHSF apuntó a la formación de laicos comprometidos, a nuevas figuras jurídicas para gestionar las obras y al fortalecimiento de las áreas de animación, que tan importantes han sido hasta el momento actual.

En el 2002, tuvimos un primero de liceo pequeñísimo, la crisis también nos había tocado pero logramos salir adelante; ya desde el año anterior nos auto gestionábamos. El proyecto de gestión cooperativa había quedado en segundo plano, pero de vez en cuando se lo retomaba.

Un grupo de docentes y funcionarios empezó a reunirse con la psicóloga Leticia Fuentes, para evaluar roles y funcionamiento liceal, ya con Guery Castiglioni como coordinador y Ana Laura Gómez como secretaria, sustituyendo a Adriana Mascheroni durante su licencia médica. Ante este equipo, el Hno. Eduardo volvió a plantear el tema, esta vez presentado como el futuro al que debíamos llegar.

También en charlas con el Hno. Edgardo, hablamos de la transformación en cooperativa, no hubo plazos para hacerlo, pero era importante seguir el proceso. Así lo hicimos.

En el 2006 junto al Hno. Eduardo, se empezaron a ver qué pasos concretos se debían dar; para ello nos ayudó el Psicólogo Joaquín Rodríguez, que elaboró un diagnóstico institucional. Se formó un equipo integrado por doce compañeros, que se reunieron en muchas oportunidades, para evaluar y elaborar la propuesta que luego se socializaría al resto del personal. Se analizaron los estatutos de otras cooperativas SaFa y también de otras instituciones educativas; además se vieron otras formas jurídicas posibles. El liceo estaba en un período de crecimiento y fortalecimiento económico. Gustavo González en la administración, continuó el trabajo de Wilson Celintano.

Todo esto fue retomado en el año 2007 , cuando se comunicó finalmente al resto del personal, el proyecto de transformación impulsado por los Hermanos y aceptado con entusiasmo por nosotros. La gente respondió muy bien al planteo realizado. A esto le siguió el proceso de análisis, con la presencia de técnicos del Programa de Desarrollo Cooperativo de la Comuna Canaria, que concluyeron el 13 de septiembre de 2008, cuando treinta tres compañeros docentes y no docentes se presentaron, para fundar la cooperativa Cooeduca Liceo Nuestra Señora de Guadalupe. La Comisión Directiva estaba integrada por el Prof. Guery Castiglioni como presidente, la Prof. Mercedes Pérez como secretaria y el Prof. adscripto y administardor del liceo Gustavo González. La Comisión fiscal estaba integrada por la Profesora Sylvana Rodríguez, la Psicóloga Yanela Lema y la Sra. Adriana Mascheroni. La Directora pedagógica continuó siendo la Prof. Mercedes Patrón, por votación de la Asamblea.

Actualmente somos 34 cooperativistas que llevamos adelante la obra, integramos la Familia Safa y nuestro compromiso con el carisma taboriniano, inspirado en la Sagrada Familia de Nazaret y con el Proyecto Educativo del Instituto de los Hnos. de La Sagrada Familia, es cada vez mayor. Contamos con 160 alumnos distribuidos en dos grupos por nivel en 1er. ciclo y un grupo de primer año de bachillerato. Nuestra propuesta educativa se nutre con espacios complementarios que apuntan a mejorar los aprendizajes y a desarrollar áreas artísticas, de servicio social y cuidado del cuerpo. Tenemos un entusiasta equipo de Pastoral integrado por ex alumnos que coordinan: retiros, campamentos y actividades de integración con la familia.

La Comisión Directiva de Coo.edu.ca. en acuerdo con la Dirección del centro, se ha ocupado de mejorar los aspectos edilicios, el mobiliario, las necesidades de material didáctico y la actualización de la sala de Informática estimulando la conciencia cooperativa. El Proyecto de pastoral atraviesa la currícula institucional y se continúa trabajando en ello para optimizarlo. Se han logrado convenios que favorecen a nuestros alumnos como el realizado con Anglo Canelones.

En el año 2011 fue reelecta por la Asamblea de Cooeduca, la Prof. Mercedes Patrón en su rol de Directora pedagógica y en setiembre del año 2012 se renovó la Comisión Directiva luego de dos períodos de labor. Fueron elegidas en esta ocasión: la Ps. Yanela Lema como presidenta, la Prof. Marta Núñez como secretaria y la Sra. Adriana Mascheroni como vocal. La Comisión fiscal está integrada por: la Prof. adscripta Karina Burguete, por la Prof. Natalia Rebellato y el Prof. Ignacio Sosa.

Construir, repensar, caminar hacia el futuro inspirados en la tradición institucional, pero sin dejar de innovar, son algunos de los pilares que nos sostienen en el presente. Si es obra de Dios… perdurará, decía el Hno. Gabriel Taborin – fundador del Instituto de los Hnos. de La Sagrada Familia-.

Hoy nuestro compromiso es alimentar los valores que defendió nuestro fundador para seguir multiplicando la adhesión al carisma y seguir contribuyendo a la construcción del Reino de Dios en nuestro entorno.

Directores

  • Período comprendido entre 1988 y 1990 - Hno. Néstor Achigar
  • Período comprendido entre 1990 y 1992 - Hno. Raúl Rebellato . El fue reelecto por el Consejo provincial para el trienio 1993 – 1995, pero fallece el 7 de octubre de 1993. Por tal motivo se designa al Hno Javier González, para culminar el trienio.
  • Período comprendido entre 1996 y 1998 – Hno Eduardo Semproni.
  • Período comprendido entre 1999 y 2001 fue designado el Hno Rogelio Dewaele, acompañado en el año 1999 por la Prof. M. Mercedes Patrón en el cargo de Coordinadora Docente; y el 2000 como Sub- Directora. Debido a problemas de salud, el Hno. Rogelio Dewaele es sustituido en su cargo, a mediados del año 2000, por la Sub- Directora en ejercicio. A partir del año 2001 se pasó a Dirección laica, siendo nombrada por el Consejo Provincial y avalada por el C.E.S., la Profesora M. Mercedes Patrón, actual Directora de la Institución.