25 Años

Del Liceo Nuestra Señora de Guadalupe

25 años del liceo

Celebrar, del latín “celebrare” significa “asistir a una fiesta”, fiesta de vida, de compromiso comunitario con la educación de nuestros jóvenes canarios. 25 años de camino, de experiencias múltiples, de diálogo fe-cultura en un medio de fuerte impronta laicista, donde las instituciones de gestión pública poseen una larga trayectoria y un gran prestigio social.

Hoy nos hemos ido adaptando a las transformaciones internas del Instituto HSF y a los cambios sociales. El Liceo Guadalupe, como siempre lo hemos llamado, tiene una fuerte identidad en este pequeño lugar del mundo, en lo que fuera la Villa de Guadalupe. Inculturar el carisma taboriniano fue parte de un largo proceso que se inició con los sueños del obispo Mons. Orestes Nutti, de poseer un liceo católico, apoyado por el Hno. Néstor Achigar, primer Director del centro educativo. Y seguido por Hnos. que con sus dones personales, asumieron el compromiso de continuar dando testimonio del Reino, aquí en Canelones.

La calidez y la dulzura acariciaban a cada uno, desde un mágico bolsillo “sanador” lleno de caramelos. Experiencias sorprendentes y provocativas en otros, eran generadoras de movimientos del alma. Historias, relatos con diversas personalidades y dones han acompañado desde el rol directivo a nuestro liceo.

La inclusión de los laicos en el equipo de dirección a partir del año 2000, abriendo en ese momento un espacio- hasta el momento- exclusivo de los Hnos., también fue generador de cambios positivos y dolorosos. Vivencias intransferibles han atravesado a las personas que hemos participado de este proceso de vida. La construcción de la Cooperativa desde el 2008 fue un paso más en esta historia de vida institucional que es reflejo del instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia.

Hoy somos 34 cooperativistas que llevamos adelante la obra, integramos la Familia Safa y nuestro compromiso con el carisma taboriniano, inspirado en la Sagrada Familia de Nazaret es cada vez mayor.

Contamos con 166 alumnos distribuidos en dos grupos por nivel y nuestra propuesta educativa se nutre con espacios complementarios que apuntan a mejorar los aprendizajes y a desarrollar áreas artísticas, de servicio social y cuidado del cuerpo. Tenemos un entusiasta equipo de Pastoral integrado por ex alumnos que coordinan: retiros, campamentos y actividades de integración con la familia. La Comisión Directiva de Coo.edu.ca. se ha ocupado de mejorar los aspectos edilicios, el mobiliario, las necesidades de material didáctico y la actualización de la sala de Informática estimulando la conciencia cooperativa. El Proyecto de pastoral atraviesa la currícula institucional y seguimos trabajado en ello. Hemos logrado convenios con Anglo y Co. me. ca que favorecen a nuestros alumnos.

Construir, repensar, caminar hacia el futuro inspirados en la tradición institucional, pero sin dejar de innovar, son algunos de los pilares que nos sostienen en el presente. Si es obra de Dios… perdurará, decía el Hno. Gabriel.

Hoy nuestro compromiso es alimentar los valores que defendió nuestro fundador para seguir multiplicando la adhesión al carisma y seguir contribuyendo a la construcción del Reino de Dios en nuestro entorno.